MIPS: La ciencia de la seguridad made in Sweden

[PRESSWIRE] 06 February, 2019 -- Justo a un paso de Estocolmo encontramos el modesto edificio que aloja las oficinas centrales de MIPS, el  pionero más destacado en protección del cerebro del que quizá hayas oído hablar, o puede que no.

Famosa por el característico punto amarillo en muchos de los productos de sus socios, MIPS lleva más de 20 años siendo un discreto líder en el desarrollo de sistemas de protección, combinando la tecnología más vanguardista con la neurociencia, para mejorar considerablemente la protección del cerebro en todo tipo de cascos. Se trate de hípica, ciclismo, esquí o motociclismo, MIPS siempre ofrece una opción con un equipamiento que mejora los niveles de seguridad.

 

La historia de MIPS empezó en 1996 de la mano del neurocirujano Hans von Holst. El objetivo de su trabajo en colaboración con Peter Halldin del Swedish Royal Institute of Technology fue alcanzar nuevos niveles de protección contra el traumatismo por movimiento rotativo, tras descubrir que las lesiones en la cabeza por fuerza rotativa eran, de lejos, las más habituales aunque las menos investigadas y tratadas en los sistemas de protección.

 

Los más de 20 años de investigación y desarrollo transcurridos hasta la fecha han dado como resultado sistemas de protección del cerebro líderes en el sector, que funcionan aplicando un movimiento relativamente pequeño (de 10 a 15 mm) entre dos capas de fricción. Estos sistemas innovadores, conocidos como MIPS (sistema de protección contra impactos multidireccional, por sus siglas en inglés) reducen el movimiento rotativo hacia el cerebro durante el impacto y de esta manera reducen la tensión en el cerebro.

 

No resulta sorprendente que marcas de prestigio internacional como Specialized hayan incluido MIPS en todos los modelos de su gama de cascos. La próxima vez que veas el Tour de Francia, has de saber que por lo menos la mitad del pelotón utiliza la protección MIPS. Esto no quiere decir que esta ciencia se centre exclusivamente en el deporte profesional. Los niños que van en bici al colegio, las personas que se desplazan en moto al trabajo, los que se van de escapada a esquiar y los aficionados a la bici de montaña también pueden usar los cascos equipados con la protección MIPS para darle un plus de seguridad a sus momentos de diversión.

 

Hasta la fecha el 80% de las marcas líderes de cascos, es decir, más de 60 fabricantes, han vendido cerca de 5,5 millones de unidades equipadas con la protección MIPS. ¡Con esta cifra en constante crecimiento y una cantidad cada vez mayor de marcas que deciden asociarse con MIPS, estamos logrando transmitir a los clientes que ya no hay excusa para prescindir de la mejor solución tecnológica para proteger tu cabeza!

 

“Hace 23 años que Hans von Hols y Peter Halldin iniciaron juntos esta aventura y MIPS está más comprometida que nunca con la reducción del riesgo de lesión cerebral. Trabajamos día a día para incorporar nuestra tecnología a todo tipo de cascos, independientemente del deporte o actividad. Nuestra misión es clara: ayudar a que la mayor cantidad de personas posible tenga menos riesgos de lesiones cerebrales”, afirma Johan Thiel, CEO de MIPS.  

 

Contacto de prensa:

Gavin Matheson

+31 6818 38612

gavin@sol-matheson.com

 

Contacto de prensa de MIPS Global:

Marcus Lindgren

+46 70111 2121

Marcus.lindgren@mipsprotection.com

 

ACERCA DE MIPS

MIPS es especialista en seguridad de cascos y protección del cerebro. Basado en un modelo de componentes patentados, el sistema de protección del cerebro (BPS, por sus siglas en inglés) se ofrece a la industria internacional del casco. Las soluciones de MIPS están patentadas en todos los mercados importantes y se basan en más de 20 años de investigación y desarrollo en colaboración con el Royal Institute of Technology y el Karolinska Institute de Estocolmo, Suecia. MIPS es el líder mundial en este sector.

Las oficinas centrales de la empresa cuentan con 26 empleados en investigación y desarrollo, ventas, marketing y administración, y se encuentran en Estocolmo, junto al centro de pruebas. Si deseas más información, visita mipsprotection.com

ENDS